Mini consejos para que nuestros niños coman mejor y saludable

Mini consejos para que nuestros niños coman mejor y saludable

La información sobre nutrición y alimentación: esto es "bueno" y esto es "malo”, abunda y suele ser contradictoria o confusa. 

Debemos confiar en que los niños tienen una intuición natural de cómo alimentarse y de qué necesita su cuerpo a cada momento. Para eso debemos dejarlos elegir, y para dejarlos elegir debemos presentarles opciones saludables.

 

Les comparto 9 consejos para que nuestros niños aprendan sobre nutrición a través del ejemplo y dejándolos a su vez, liderar el proceso de vez en cuando.

 

  1.       Verduras y Frutas: ¡en todas las comidas! Debemos incluirlas de manera visualmente atractiva y recordar que la comida entra por lo ojos primero. La frase “comer el arcoíris” para motivarlos a comer muchos colores es de gran ayuda.

 

  1.       Variedad: presentarles distintos ingredientes por más que sepamos que hay algunos no lo quieren comer. Una buena idea es empezar por lo que menos les gusta. Servir solo eso en el plato para que, con hambre, ¡tengan más ánimos de probarlo!

 

  1.       ¡Chau alimentos procesados! Es importante limitar la ingesta de estos alimentos que tienen altas cantidades de azúcar y sodio (papas fritas, galletitas del supermercado, golosinas). En su lugar, ofrecé diferentes opciones de bocadillos, como frutos secos, pasas de uva, bastoncitos de verduras con crema de maní, frutas o humus de garbanzos con crackers integrales.

 

  1.       Dejarlos elegir: dale opciones a los niños. A los niños les encanta tomar sus propias decisiones sobre casi todo, así que ¿por qué no darles opciones sobre lo que comen? Los estudios muestran que los niños que preparan comidas tienen menos probabilidades de desarrollar diabetes y obesidad y, en general, consumen alimentos más nutritivos y de calidad.

 

5.      Menos carne. Al igual que los adultos, los niños deben comer variedad de alimentos con proteínas y no solo carnes. Los porotos, las arvejas, los frutos secos, las mantequillas de frutos secos e incluso los cereales integrales tienen proteínas y, como beneficio adicional, suelen ser menos costosos que la carne. 

6.      Carbohidratos frescos. Los carbohidratos proporcionan combustible para el cerebro y músculos en crecimiento. Incluirlos con panes, pasta y cereales integrales; arroz integral, papas, frutas y legumbres. Lo interesante es que también aportan vitaminas, minerales y fibra.

 

7.      No le tengas miedo a las grasas. Tanto los niños como los adultos necesitan grasas. Son una fuente de energía y proporcionan ácidos grasos esenciales necesarios para una variedad de procesos corporales. Elegí grasas saludables como nueces, palta y aceite de oliva.               

8. No uses la palabra dieta. Es importante ayudar a los niños a construir una buena relación con la comida a través de tu propio ejemplo y actitud.                9. Comer en familia. Desarrollar una conexión a través de la cocina, preparar la comida y comerla juntos ayuda a crear relaciones más saludables con la alimentación.            

 

Publicado en 05/08/2021 Noticias, Novedades en tratamientos 0

Hacer un comentarioDejar una respuesta

Solo usuarios registrados pueden hacer comentarios.

Busqueda del blog

Menú